jueves, 8 de noviembre de 2012

EL ÉXITO A PARTIR DE LA KOINONÍA EL VERDADERO CAMINO AL ÉXITO ES AMAR


UN ESTILO DE VIDA PARA LA CONGREGACIÓN

LBLA Flp 2:1-4  Por tanto, si hay algún estímulo en Cristo, si hay algún consuelo de amor, si hay alguna comunión del Espíritu, si algún afecto y compasión, haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito.  Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.

KOINONIA: comunión, compañerismo, compartir en común. Se traduce «participación»

4 ASPECTOS PARA TENER KOINONIA (COMUNION)

1.     COMUNIÓN INTERNA (vs. 1)  Por tanto, si hay algún estímulo en Cristo, si hay algún consuelo de amor, si hay alguna comunión del Espíritu, si algún afecto y compasión,

Miremos como la UNIDAD se ve amenazada desde una oposición externa, este versículo viene desde un contexto anterior; el por tanto aquí es una frase conectiva (1:27–30)

·      Cuando hay COMUNIÓN INTERNA llega GRACIA del Señor Jesucristo, llega AMOR de Dios y llega COMUNIÓN con el Espíritu Santo (2 Co 13:14).

·      Tenemos que estar seguros que somos escogidos de Dios, santos y amados y por ende somos NUEVAS CRIATURAS revestidas de tierna compasión, de bondad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia (Col 3:12). 

2.     CRECIMIENTO ESPIRITUAL  EN LA IGLESIA (vs. 2)  haced completo mi gozo, siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor, unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito.

Llegar a ser una iglesia unida, superando los excesos de un individualismo que no considera la riqueza de la comunión en Cristo.

·       El CRECIMIENTO ESPIRITUAL  EN LA IGLESIA llega cuando tenemos un mismo sentir unos con otros; cuando no somos altivos en nuestro pensar, sino condescendientes con los humildes, cuando no somos sabios en nuestra propia opinión (Rom 12:16).  Cuando vivimos en armonía en el Señor. Flp 4:2 

Mientras no crezca la vida espiritual de la iglesia, el gozo de ésta va a permanecer incompleto.

3.     MANTENER UNA ACTITUD HUMILDE (vs. 3) Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo,

PODEROSAS RAZONES QUE ATACAN LA KOINONÍA DE LA IGLESIA:
·      Aquellos ambiciosos que no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia: ira e indignación. Rom 2:8 
·      Aquéllos proclaman a cristo por ambición personal, no con sinceridad, pensando causar angustia… Flp 1:17 
·      Aquellos que provocan a otros Gál 5:26 
·      Aquellos que no son afectuosos con amor fraternal Rom 12:10 
·      Aquellos que no se someten en el temor de Cristo. Efe 5:21 

4.     BUSCAR  LOS  INTERESES DE LOS DEMÁS (vs. 4)  no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.

Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno para su edificación Rom 15:1-2

COMO LO PODEMOS LOGRAR:
·      Superar los excesos de un individualismo que no considera la riqueza de la comunión en Cristo.
·      Evitar la tentación de actuar por rivalidad o por vanagloria.
·      Siempre teniendo en cuenta a los demás.
·      Llegar a ser humilde al punto de pensar que el otro puede ser mejor que yo mismo.

CONCLUSIÓN
La KOINONIA (COMUNIÓN):
·           Te hace ser más humilde para que no haya entre nosotros espíritu de orgullo.
·           Te hace ser más severo con nuestras propias faltas, y rápidos para observar nuestros defectos, pero estar dispuestos para favorecer con concesiones al prójimo.
·           Te hace cuidar bondadosamente a los demás, y no meternos en asuntos ajenos.
·           Te hace disfrutar de paz interior por medio de la humildad.

Las bellas palabras sobre el amor de nada sirven. Sólo los hechos convencen.

Predica por la Pastora Nora Elena Palacio Bolívar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada